Saltar al contenido principal

Inicio

Iberian Golf Cup 2020: Golf Clean & Safe

Ha llegado el momento de poder disputar la 9ª edición de la Iberian Golf Cup

 

Había muchas ganas de que llegara este momento y poder disfrutar del golf. Todas estas ganas no nos hacen olvidar la complicada situación COVID 19 que estamos viviendo y que esta edición tiene que ser inflexible en la aplicación de las medidas de seguridad e higiene que los protocolos de las federaciones tanto portuguesa como española han establecido para el correcto desarrollo del torneo.

Además de las nuevas reglas a cumplir el comité organizador de la Iberian Golf Cup ha definido algunas medidas de precaución extra como la realización de test a todos los miembros de las expediciones portuguesa y española.

También el campo donde tendrá lugar la competición el Salgados Golf Course de la empresa NAU Hotels & Resorts ha establecido un protocolo de movilidad, seguridad higiene y limpieza para garantizar el desarrollo de la competición en la mejor de las condiciones.

Esperamos que todas estas medidas nos permitan disfrutar del golf sin comprometer la seguridad de ninguno de los jugadores ni de los que les rodean.

Comité organizador

 

 

 

 

 

Presentación IGC 2020

Queridos amigos de la Iberian Golf Cup

Este año la Iberian Golf Cup se celebrará en un campo espectacular el SALGADOS GOLF COURSE en el Algarve.

Como sabéis esta edición es un especial debido a la situación de pandemia mundial que estamos viviendo.

GOLF SOLIDARIO

Golf solidario es el deseo de los capitanes Luis Figo y Juan Manuel Morales de realizar alguna acción que nos permita contribuir, en la medida de nuestras posibilidades, a ayudar a las personas que peor lo están pasando en nuestros países.

Leer más

Yo me quedo en casa

Hay muchas cosas más importantes en la vida que el golf ahora mismo. Necesitamos estar seguros, ser inteligentes y hacer lo mejor para nosotros, nuestros seres queridos y nuestra comunidad.

A la población española y portuguesa que está en cuarentena y no puede salir, les decimos que sabemos que éste es un momento en el que es necesaria la solidaridad de todos.

Es de suma importancia el seguir las recomendaciones de las autoridades sanitarias y gubernamentales, extremando las medidas higiénicas y acatando el confinamiento decretado.

Es vital que nos tomemos en serio esta epidemia no es el momento de ser egoístas. Es muy fácil pensar que uno es joven y que no le va a pasar nada si se contagia, pero esto ahora no toca.

Hay que pensar en todos los que tenemos al lado. Puedes no tener síntomas y transmitir el virus.

Tenemos que asumir nuestra responsabilidad individual y hacer lo imposible para no propagar el virus.

Si hay que quedarse en casa, nos quedamos.

Los campos se quedan pequeños

Nos hacemos eco de algunos artículos que han aparecido en prensa y del que nos gustaría saber vuestra opinión.

Los campos se quedan pequeños

Madrid 
 

Ocurrió el 13 de abril de 1997. En el Augusta National Golf Club, Tiger Woods destrozó a sus rivales y al propio campo y ganó el Masters con 18 golpes bajo par, 12 de ventaja sobre Tom Kite. El revolcón fue tal que el torneo empezó a poner patas arriba el recorrido para evitar un abuso tan grosero.

Desde 2002, 14 de los 18 hoyos del Masters han sido alargados para adaptarse a la era de los pegadores. La última revolución llegará este año (del 9 al 12 de abril). Y no en un lugar cualquiera, sino en una de las plazas más icónicas del golf mundial: Amen Corner, ese triángulo de las bermudas sacudido por los vientos entre el green del 11, el par tres del 12 y la salida del 13. Es en ese último tramo donde el Masters ha operado. El tee se retrasará unos 25 metros y el hoyo, llamado Azalea (el nombre que Sergio García le puso a su hija), ampliará su longitud original de 466 metros.

El objetivo es subir el grado de dificultad de un par cinco que el año pasado se jugó en una media de 4,4 golpes y en el que se firmaron más birdies (158) y eagles (17) que en ningún otro rincón de Augusta.

 

La cirugía supone talar una zona de bosque. Sin problema para un imperio como el Masters. “Augusta se puede permitir un cambio así”, comenta el golfista gaditano Álvaro Quirós, “pero no Valderrama, por ejemplo, o Saint Andrews, y ese es el problema hoy. La tecnología ha dejado los campos pequeños. Hemos llegado a una situación inaguantable”.

USGA y la Royal & Ancient

La semana pasada, la USGA y la Royal & Ancient, los dos organismos que rigen las normas del golf, publicaron un informe de 102 páginas en el que alertaban del gran mal actual. El altísimo desarrollo del material (palos y bolas) y la mejora física y técnica de los jugadores han provocado que las distancias ganadas al campo, principalmente con el golpe de salida, hagan pequeños los campos, y que el golf se convierta en un deporte más aburrido y previsible, menos creativo. “El golf no es un juego mejor si cada generación golpea la bola más lejos que la anterior. Otros deportes no tienen que cambiar sus estadios. Las piscinas y las canchas de tenis no se alargan.

Pero los campos de golf cada vez han de ser más grandes, y el aumento de la distancia puede llevar a una pérdida en la variedad y la creatividad de los golpes”, argumenta el estudio. Y añade: “La esencia del golf no depende de la longitud de un golpe o del campo. Distancias más largas, campos más largos y más duración del juego están llevando al golf en la dirección equivocada”.

Las cifras ilustran una revolución. En 1995 —antes de la aparición de Tiger, que cambió para siempre la concepción del golfista como atleta y abrió las puertas de los gimnasios—, los 20 mayores pegadores del circuito americano (PGA) mandaban la bola a una media de 254 metros de distancia. En 2019, el promedio fue de 283, un bocado con el que los jugadores cubren de primeras hasta el 65% del hoyo.

Década a década, las mejoras en palos y bolas, y ese desarrollo físico de los golfistas, le han ganado terreno al mar. Así lo muestran los registros de algunos de los referentes en los últimos años. En 1980, Jack Nicklaus estaba entre los 10 mayores bombarderos, con 245 metros de media. En 1990, Greg Norman era cuarto con 253. En 2000, John Daly figuraba el número uno en distancia con 275 metros, seguido por Tiger con 272. Dustin Johnson firmaba 281 en 2010. Este curso, al frente de la tabla de lanzadores está Cameron Champ, con 292. Jon Rahm promedió 278 metros el año pasado.

La sangría exige medidas, según USGA y Royal and Ancient. Pero estas no pasan por modificar los campos actuales o construir nuevos, una solución que requeriría mucha inversión económica y que chocaría con factores medioambientales: la dificultad de ampliar los terrenos dedicados al campo, el mayor consumo de agua y energía, la protección de la fauna y flora de la zona, etc. Las instituciones piden en cambio una “profunda revisión de palos y bolas” para acortar las distancias. “Es el momento de romper este círculo”, resume el documento.

De Olazabal a Tiger

Con la tecnología actual, un golfista, según el informe, puede alcanzar una velocidad de swing de 233 kilómetros por hora, lanzar la bola como un misil a 346 km/h y comerle al campo hasta 365 metros. No es raro que los pares cuatro más cortos se ataquen con el driver para llegar a green con el primer golpe.

“Yo era hace 10 años uno de los 10 mejores pegadores del mundo y ahora ni me acerco al top ten”, explica Quirós. “La tecnología ha igualado a todos. Antes el golf era más puro. Hoy no se puede jugar un campo construido hace 10 años. ¡Se ha quedado corto! ¿Estamos locos? No hay campos que aguanten ya este ritmo”.

“Hay que fijar normas de palos y bolas para que no se alcancen tantas distancias. Con estos drivers es imposible no darle bien, recta y controlada. Es como jugar a otro deporte”, pide José María Olazabal, ganador del Masters en 1994 y 1999. Y lo mismo piensa Manolo Piñero, golfista de la época en la que Seve Ballesteros hacía virguerías con los palos, cuando la imaginación aún ganaba torneos. “La tecnología hay que pararla ya”, reclama Piñero.

Tiger lo cambió todo. Hoy, con 44 años, no está entre los grandes pegadores. Y también pide un cambio: “La bola vuela muy lejos. Hay que hacer algo”.

Fuentes:

https://elpais.com/deportes/2020/02/11/actualidad/1581441349_725644.html

https://elperiodigolf.madridiario.es/443943/la-distancia-la-pegada-los-materiales-la-bola:el-golf-tiene-un-problema

 

 

Leer más

Coca-Cola Challenge

Después de varias ofertas recibidas el equipo de España de la Iberian Golf Cup ha decidido aceptar el reto lanzado por el equipo de Coca-Cola y disputaremos el primer torneo de «Coca-Cola Challenge».

Para ello hemos creado un nuevo circuito denominado «IGC Corporate» en el que recibiremos los desafíos que los equipos de golf de diversas empresas quieran realizarnos.

iberina golf cup, igc corporate

Este primer torneo tendrá lugar en el campo de golf de El Encin en la Comunidad de Madrid. 

Todos aquellos que quieran seguir la evolución del mismo en tiempo real podrán hacerlo a través de la web de Golfdirecto pinchando AQUÍ.

 

VIII Iberian Golf Cup Presentación de equipaciones

Los equipos de España y Portugal han presentado este jueves sus nuevas equipaciones para la próxima edición de la Iberian Golf Cup a celebrar en las instalaciones de Barceló Montecastillo Golf.

También se ha presentado el proveedor oficial de vestuario para esta competición. La compañía portuguesa Norgolfe será la encargada de vestir a los jugadores de ambos equipos.

Leer más

Sede 8ª edición Iberian Golf Cup

Creado en el año 2012, este año se juega la 8ª edición de la Iberian Golf Cup, que como es habitual será capitaneada por dos grandes amigos, el ex jugador de fútbol Luis Figo y Juan Manuel Morales.

Esta competición nace con la idea de hermanar a los dos países de la Península Ibérica (España y Portugal) convencidos como están del enorme potencial que este hermanamiento puede dar a la Península en todos sus aspectos.

La competición se desarrollará en España los días 28-29 y 30 de junio y la sede elegida es uno de los mejores campos de golf de la Península el Barceló Montecastillo Golf.

Leer más

¿Hay que evolucionar la vestimenta en el golf?

Cada cierto tiempo surge el debate sobre las reglas de etiqueta en el mundo del golf. Hay tres posturas, dos de ellas muy definidas los que creen que se debe adecuar a los tiempos modernos adecuando la vestimenta a la forma actual de vestir en el resto de deportes.

Por otro lados están los que no quieren ni oír hablar de esta idea, aduciendo que este deporte tiene que mantener unos valores y sobretodo una tradición que le hacen único.

Hay una tercera postura que es la de aquellos que les da completamente igual este debate.

Nosotros no vamos a decantarnos por ninguna postura pero si queremos aprovechar el artículo de Hugo Costa en la web de nuestros amigos Golflick (que reproducimos aquí) para pediros que después de leerlo nos deis vuestra opinión en nuestro perfil oficial de Twitter.

 

Leer más